Profilaxis en la enfermedad de Lyme

La enfermedad de Lyme es trasmitida a través de la picadura de una garrapata, misma que está infectada por una bacteria conocida como Borrelia Burgdorferi que trasmite esta enfermedad, esta causa problemas en el paciente por los patógenos que componen a la bacteria.

A continuación, te mostraremos todo lo que tienes que saber sobre la profilaxis en el lyme y las vacunas que existen para esta, además de la efectividad que estas pueden tener.

La profilaxis en la enfermedad de lyme

Las vacunas para combatir contra el lyme han presentado ser un reto, no solo por lo cambiante que es la bacteria en sí, sino también por el huésped en el que habita la bacteria, siendo estos muy variables y haciendo la eficacia de la vacuna débil.

Aun así, lo pocos estudios que se han hecho para combatir la enfermedad de lyme se han basado en las lipoproteínas OspA y OspC, ambas encontrándose en la Borrelia que transmite la enfermedad.

Las vacunas que se han producido usan el antígeno OspA, este se encarga de inducir a la producción de anticuerpos anti-OspA, que impedirían la transmisión de esta bacteria neutralizando su presencia en el intestino de la garrapata.

Es necesario tener en cuenta que, eso no evitará que aquellas encontradas en las glándulas salivales del insecto se transmitan, así como la inyección de estos crearía auto anticuerpos, entendiendo que la inyección de estas puede generar una autoinmunidad en el huésped.

¿Existen vacunas para el lyme?

A pesar de los estudios que han existido sobre la enfermedad de lyme, y los resultados que los distintos tratamientos sobre los infectados han dado, no existe una vacuna en el mercado que sea totalmente efectiva.

Lo que se debe a la presencia variante y cambiante de la bacteria, así como la falta de eficacia es debido a los componentes OspA y OspC que están en las Borrelias, mismos componentes que cambian según los distintos agentes patógenos.

Es por ello que, la asociación pacientes lyme ha intentado hace llegar a la asociación de médicos el deseo de llevar a cabo investigaciones, pruebas y la presentación de soluciones, o vacunas, para esta enfermedad y así poder evitar los problemas que esta provoca.

Sin embargo, existe un proyecto cuya publicación esta próxima, en el que a través de un estudio basado en OspA recombinante (o VLA15) ha tenido eficacia en las diferentes dosificaciones y combinación, dando así la posibilidad del desarrollo de una vacuna capaz de controlar la enfermedad.

Y es la posibilidad de obtener un tratamiento que ofrezca beneficios, además de medidas para procurar una mejoría más rápida, lo que hace de los estudios sobre esta enfermedad de importancia para todos los pacientes.

Sin duda alguna la enfermedad de Lyme es una infección que localizada a tiempo puede traer mejores beneficios, con la profilaxis correcta se podría crear anticuerpo, o hasta inmunidad, a la picadura que provoca la enfermedad, aun así existen muy pocos estudios sobre ello y tratamientos para ella.