Tarjetas gráficas externas para portatiles

En el ámbito de lo que son las tarjetas gráficas, nos encontramos con muchas opciones tanto en marcas como modelos y la realidad es que suele ser un poco complicado seleccionar.

Lo cierto es que hoy en día, incluso tenemos la opción de usar un portátil y hacerle una actualización agregando una tarjeta gráfica externa, que es un dispositivo que sirve para dar gráficos potentes en equipos que serían complicados de actualizar.

La tecnología gráfica en la historia

Empezamos con los viejos ordenadores, esos que cuando querías poner un juego tenías que rezar mucho antes de instalarlo para que funcione. En ese momento había placas comunes que iban en los slots PCI, que por cierto eran muy grandes y era necesario usar gabinetes amplios para ubicarlas.

El tiempo paso y se empezó a ver la tecnología AGP, la cual se mantuvo hasta hace pocos años, y es ahí donde se vio un salto muy grande en este tipo de tecnología, y no es para menos, fue la época dorada de la informática.

Hoy en día ya hablamos de placas PCI-Express que tienen memorias de gran capacidad e incluso se ven graficas de portátiles que son muy potentes, sin dudas la evolución de la tecnología gráfica fue muy amplia.

Tarjetas gráficas caseras

Sin embargo, más allá de las soluciones de los fabricantes, hay personas que se las ingeniaron para usar tarjetas gráficas incluyéndolas en slots PCI-E externos, formando así lo que llamamos como tarjetas gráficas externas, que a pesar de no tener una buena acogida hoy en día, hay personas entusiastas que hoy optar por armar este tipo de placas externas.

Las ventajas de este tipo de tarjetas son muchas, en principio está la posibilidad de tener muy buenos gráficos sin necesidad de adquirir un portátil más caro, que es algo que no todos se pueden permitir, con lo cual si estás en esta situación puede que te interese armar una tarjeta externa.